Tecnología para una sociedad adulta mayor

Incremento de la población adulta mayor

La población mundial envejece a un ritmo tal que se visiona un futuro con una sociedad en su mayoría de adultos mayores. De acuerdo al reporte World Population Ageing: 1950-2050 de la ONU, la población de adultos mayores o personas con edad igual o superior a 60 años tiene una tasa de crecimiento mayor al de la población mundial; en el año 2002, fecha de publicación del informe, la tasa de crecimiento de la población mayor fue de 1.9% mientras que la población mundial creció en 1.2%. El informe también señala que el crecimiento de los adultos mayores declinará entre los años 2045 y 2050, pero será 3 veces el de la población, de 0.5%.

Es común asociar a los países europeos del primer mundo con una sociedad vieja; sin embargo los países en desarrollo, Colombia entre ellos, tienen un crecimiento aún más acelerado de su población adulta mayor. Según el reporte de la ONU, en el primer cuarto del siglo, “la tasa de crecimiento promedio por año de la población adulta en las regiones menos desarrolladas (2.5%) es casi tres veces más que la de las regiones desarrolladas (0.9 %).

Este envejecimiento acelerado de la población mundial hace necesario tomar medidas tempranas para el manejo de una extensa cantidad de personas con las limitaciones naturales que la edad acarrea. Las medidas que se pueden adoptar incluyen aspectos sociales, demográficos, económicos y políticos y tecnológicos.

Algunas alternativas tecnológicas

Al respecto, el Programa Europeo de Ambientes Activos y Asistidos de Vida (AAL – Active and Assisted Living) es una iniciativa que patrocina proyectos en diferentes países europeos que tengan como meta utilizar las TICs para mejorar la calidad de vida de los adultos mayores. Un AL (Assisted Living) es un lugar adaptado para personas con discapacidad, aunque también se puede entender como un sitio de cuidado de la salud donde se logra tener independencia y la dignidad es un factor clave. También hay varias startups que están abordando esta problemática, algunas son:

* Honor (https://www.joinhonor.com). Esta es una plataforma que permite contar con los servicios de cuidadores profesionales por demanda y a precios mucho más accesibles que contratos dedicados.
* PillPack (https://www.pillpack.com). Farmacia virtual que empaca los medicamentos de acuerdo a la prescripción. Por ejemplo, recibes un empaque con las tres pastillas que debes tomar a las 8 am.
* AhereTech (https://adheretech.com). Pastillero inteligente que permite recordar cuándo tomar los medicamentos.

En las diferentes propuestas hay una corriente tecnológica que resalta, la Internet de las Cosas (IoT – Internet Of Things). Esta se puede definir como un conjunto de sensores conectados a Internet y unidos a cosas, donde una cosa es un objeto, vivo o inanimado, al cual se le puede adjuntar un sensor.

Internet de las cosas y las interfaces más allá del móvil

La tecnología debe adaptarse a las limitaciones propias de la edad. Partir de la premisa de que los jóvenes adultos de hoy, bien entrenados en el uso de la tecnología, serán los adultos mayores del mañana es tener una visión restringida de la realidad. Además de conocimiento y frecuencia de uso, todo producto debe ser diseñado para las características de quienes lo usarán, en este caso personas con dificultades físicas y posiblemente cognitivas. Al respecto, de acuerdo a la American Society of Consultant Pharmacists entre las enfermedades más comunes entre los adultos mayores se listan la artritis, cataratas, problemas mentales y de la memoria como Parkinson y Alzheimer.

Dado lo anterior, el diseño de productos y servicios deberá enfocarse en alternativas de interacción poco consideradas hasta ahora, pero que por las estadísticas de crecimiento de la población adulta mayor, serán la norma en algunos años.

La independencia es otro factor crucial a considerar. Hoy son tendencia las unidades residenciales exclusivas para adultos mayores, con servicios y aspectos estructurales adecuados para ellos. El principal aliciente de estos sitios es la posibilidad de ser independiente durante la vejez, aspecto asociado en gran medida con la dignidad.

Pero, ser independiente no debe ser equivalente a tener que reubicarse. Dejar la casa no es fácil, hay sentimientos, recuerdos y experiencias atadas a ella; además las residencias especiales para mayores son por lo general bastante costosas. La tecnología también debe crearse para la independencia y en el lugar deseado por su usuario.

La internet de las cosas ofrece un mecanismo viable de adaptación de la tecnología a las características de sus usuarios al permitir dotar a los objetos con funcionalidades para crear nuevas y enriquecidas formas de interacción. Al respecto se pueden pensar en algunos escenarios:

Objetos de rehabilitación física que orienten, motiven y realimenten sobre su uso. Son las 8:00 a.m. y Pedro, de 60 años recibe una notificación visual y auditiva de una pequeña pelota de caucho que le indica que es hora de su sesión de rehabilitación del día. Pedro toma la pelota y hace una secuencia de ejercicios de presión que le permitirán recuperar la fuerza en su mano derecha luego de una lesión de muñeca. A media que Pedro cierra su puño sobre la pelota, esta le indica con vibraciones cuando ha alcanzado y superado la presión requerida. La presión ideal para Pedro cargada en la pelota vía wi-fi por su médico terapeuta, quien también recibe diariamente datos de la sesión de recuperación.

Zonas que alerten a sus visitantes sobre potenciales riesgos de estar en ellas. A sus 85 años las escaleras que conectan el primer y segundo piso de la casa de Margarita pueden ser una amenaza para ella. Sin embargo, mediante señales visuales emitidas por las escaleras Margarita sabe que debe estar atenta mientras las recorre. En caso de una caída Margarita puede solicitar atención o las escaleras pueden determinar si deben contactar a sus familiares en caso de no recibir ninguna respuesta de Margarita. En este ejemplo además de la identificación de riesgos se presenta un escenario en el cual el adulto mayor puede o no solicitar la intervención de un tercero, lo cual en algunos casos puede atentar contra su dignidad.

Artefactos con diversas estrategias de comunicación de alertas. Iván acaba de ser notificado de que había dejado el gas encendido. La alerta fue presentada en la televisión, mientras Iván veía su programa favorito. Una red de sensores instalada en su casa le permite recibir notificaciones y alertas en cualquier lugar de su casa en diferentes medios: la televisión, luces inteligentes de su habitación, una pulsera en su muñeca y hasta llamadas a su teléfono fijo, el cual generalmente escucha más fácilmente que su smartphone, en el cual también recibe notificaciones cuando está fuera de casa.

Como se aprecia en las situaciones anterior, la interacción no se debe restringir a una pantalla de un teléfono móvil, lo cual es la norma en la actualidad. Podemos lograr una interacción y aprovechamiento mayores de nuestro entorno al dotar a los objetos de elementos de monitoreo y actuación con unas reglas de comportamiento sencillas, acompañados de centros de procesamiento y análisis de datos que permitan el mejoramiento de dicho comportamiento a medida que los objetos aprenden de nosotros.

Si estás interesado en soluciones como las que presentamos en este artículo, puedes comunicarte con el área de innovación de tech an solve.

Share

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Related Posts

¿Quieres recibir más información sobre tendencias en desarrollo de software, DevOps, innovación o productividad?

Últimas entradas

Aplicaciones Reales con Blockchain

Blockchain es una de las tecnologías que más fama ha adquirido en años recientes; en parte por la explosión de las criptomonedas, pero también por la

¿Qué es refactoring?

El objetivo del refactoring es evitar la deuda técnica que se acumula en el código fuente y  generar un código mas limpio y mas fácil