Bluetooth Low Energy (BLE) Una De Nuestras Nuevas Alternativas Para IoT

BLE es la versión optimizada en eficiencia energética de Bluetooth®, diseñado para el Internet de las Cosas (IoT)

BLE tiene dos características principales, una es que tiene una gran cobertura en los elementos más ampliamente utilizados por nosotros hoy en día, dado que utiliza un protocolo estandarizado y reconocido en la industria otorgandonos así el alcance a un público más amplio, aprovechando un ecosistema probado y ubicuo en miles de millones de dispositivos habilitados para Bluetooth en un mercado en crecimiento como los celulares, tabletas, televisores, PC, entre otros, por otro lado, un elemento que implementa este protocolo puede durar meses o hasta años de adquisición e intercambio de datos con tan solo una batería como la utilizada en un reloj, esto lo hace en gran medida adaptable para trabajar con el Internet de Nuestras Cosas.

La interoperabilidad que acompaña a BLE lo hace deseable para crear nuevos dispositivos para acompañarnos en nuestra vida diaria, hacer nuestras herramientas inteligentes, manejar las variables de nuestra casa y oficina, y además una cantidad inimaginable de otras clases de dispositivos que podremos conectar a los celulares para alertarnos de nuestro estado de salud, para informarnos acerca de nuestros seres queridos, para hacer más cómodos nuestros espacios, evitarnos filas y disminuirnos algunas obligaciones, esto a tan solo al alcance de unos toques en nuestro celular.

Actualmente Bluetooth LE lo utilizamos en wearables, audífonos, autos, medidores de ritmo cardiaco, podómetros, dispositivos fitness, glucómetros, relojes inteligentes, e infinidad de otros dispositivos, lo que nos demuestra que Bluetooth Low Energy es ideal para dispositivos IoT que estén diseñados para la toma de datos 24-7 en distintos usos y lugares muy diversos, algunos hasta de difícil acceso, lo que implica tener dispositivos de tamaños muy pequeños y fácilmente ubicables en nuestra vestimenta diaria, en plantaciones e invernaderos, en centros comerciales, en viviendas y demás sitios que solemos utilizar para el esparcimiento diario. Dado que estamos hablando de una tecnología inalámbrica que utiliza la banda Industrial, Científica y Médica del espectro de radiofrecuencia (2.4 GHz), con un alcance estable a 25 m de distancia, contamos también con grandes ventajas como menor espacio, menor tiempo y mayor facilidad de instalación generando así una gran versatilidad y libertad en el diseño y forma final de estos dispositivos.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Entradas relacionadas

¿Quieres recibir más información sobre tendencias en desarrollo de software, DevOps, innovación o productividad?

Últimas entradas